Proporcionado por Gtranslate

Gestión inteligente de residuos

La Marsa

Para establecer comunicación con esta ciudad con respecto a
su proyecto, por favor contacte secretariat@we-gov.org

  • Datos Rápidos

    Ciudad:

    $7,733

    Ahorro anual neto

    100%

    Financiación de WeGO

    88%

    Desbordamiento de residuos reducido

    región: África mediterránea

    PIB nacional per cápita (USD): 3,573 (FMI, 2018)

    Población de la ciudad: 92,987

    Año implementado: 2017

    Índice nacional de Gini: 35.8 (Banco Mundial, 2010) +

    Etiquetas: MEDIO AMBIENTE RESIDUOS IOT

    Tecnologías utilizadas: IoT: CleanCAPs y CleanTrackers

    Fuente de financiamiento : Estudio de viabilidad de WeGO 2017

    Costo del proyecto : $ 12,750 anuales ($ 10,085 costo fijo adicional solo en 2017)

    Ahorro del proyecto: $ 20,483 anualmente (a partir de 2018) con una red de $ 7,733

    Duración planificada del proyecto: Un año (con potencial para extender)

    KPIs: Ahorro de costos, frecuencia de desbordamiento, optimización de recolección

  • Contexto del proyecto y descripción general

    La Marsa es una pequeña ciudad costera en Túnez con menos de 100,000 habitantes. Es conocido por ser un popular destino de vacaciones debido a sus playas y clima agradable. La Marsa deseaba mejorar su recolección de residuos, tanto para un presupuesto municipal más eficiente como para la limpieza y belleza de la ciudad y, en consecuencia, la calidad de vida de sus ciudadanos. El liderazgo de la ciudad vio el IoT y el análisis de datos como una oportunidad para revolucionar su gestión de residuos. Además, se alineó estrechamente con la estrategia Digital Túnez 2020 que enfatiza la cultura empresarial y alienta el desarrollo de IoT y la innovación basada en datos para ciudades inteligentes.

    Para comprender mejor las oportunidades para una gestión de residuos más inteligente, La Marsa solicitó el programa de estudio de viabilidad de WeGO y fue seleccionada por el panel de jueces en 2017. WeGO ha proporcionado su estudio de viabilidad anual a las ciudades miembro y los gobiernos locales desde 2010. Este programa de asistencia técnica está diseñado para ayudar a los miembros a evaluar su estado actual de desarrollo de ciudades inteligentes y diseñar estrategias realistas y concretas de ciudades inteligentes y gobierno electrónico. Cada año, se lanza una convocatoria de propuestas a los miembros de WeGO y las aplicaciones son recibidas y evaluadas por un panel de expertos basándose tanto en la calidad de la aplicación como en la demostración de compromiso de la ciudad con el desarrollo de ciudades inteligentes.

    La Marsa recibió consultas de expertos y soluciones de hardware del socio de WeGO, Ecube Labs. Después de un proceso de consulta, se instalaron 55 dispositivos IoT (50 CleanCAP, 5 CleanTrackers) para recopilar, almacenar y analizar datos para mejorar la eficiencia tanto en términos de combustible como de recursos humanos.

  • Planificación e implementación de proyectos

    WeGO y Ecube Labs trabajaron en estrecha colaboración con la división Smart City Municipality de La Marsa y crearon una metodología de consulta. El proyecto se lanzó en octubre de 2017 con la formación de un grupo de trabajo, seguido de una inspección in situ que incluyó entrevistas con funcionarios e investigación ambiental. Luego se realizaron modificaciones en el hardware y el software, seguidas de una segunda visita in situ en la que se instaló el producto durante un período piloto, así como también se realizaron entrevistas con funcionarios. Sobre la base de este período inicial, se estableció y confirmó un plan de acción y un presupuesto. Se realizó la viabilidad económica y técnica del proyecto. Se entregó un informe final además de un taller en el sitio. El período piloto para el sistema se extendió hasta el 31 de diciembre de 2018.

    El proyecto consta de tres componentes principales: CleanCAP (CCP), Módulo CleanTRACK (CTM) y CleanCityNetworks (CCN). CleanCAP (Ver fig. 1). es un sensor ultrasónico que puede controlar la plenitud de la basura y detectar incendios. El sensor también puede detectar la inclinación del bote de basura. La duración de la batería es de cinco años y puede operar a través de una variedad de canales de comunicación, incluidos GSM, WMCMA y Red de área amplia de baja potencia (LPWAN). El hardware para una unidad cuesta alrededor de $ 150 y se incorporaron 50 unidades a la prueba. El Módulo CleanTRACK (CTM) es un módulo de recopilación de datos a bordo del vehículo que puede ayudar a evaluar números importantes como la presión de los neumáticos, el consumo de combustible, los patrones de frenado y más, así como el seguimiento por GPS. Se conecta a dispositivos móviles, proporcionando acceso en tiempo real a los datos en cualquier momento (ver fig. 2). Se instalaron cinco unidades para la prueba a un costo de $ 170 por unidad.

    Ambos tipos de dispositivos alimentan sus datos de forma inalámbrica al almacenamiento basado en la nube para ser analizados por el software Clean City Networks (CCN). Esta plataforma de software puede ayudar a analizar patrones en la generación de desechos y la frecuencia de recolección, así como rastrear ubicaciones y patrones de vehículos para crear rutas óptimamente eficientes. Estas soluciones apuntan a la reducción tanto del consumo de combustible como de la mano de obra desperdiciada (ver fig. 3). El presupuesto de 2017 fue de $ 22,835, con costos únicos de hardware de $ 10,085 y el sistema de software CCN que costó $ 9,000 por una suscripción de un año. El presupuesto restante se utilizó para mantenimiento. Los años posteriores del sistema, si se implementa de forma permanente, costará solo $ 12,750 ya que el hardware ya está en su lugar.

  • Resultados del proyecto

    Los datos se están analizando actualmente, ya que el ensayo concluyó oficialmente el 31 de diciembre de 2018. Sin embargo, si los ahorros de los estudios de casos en ciudades como Seúl, Dublín y Gante se aplican a La Marsa, los ahorros anuales se estiman en alrededor de $ 20,483 anuales. Esto se divide en: $ 6,181 (combustible), $ 10,989.35 (mano de obra) y $ 3,313.08 (mantenimiento). Después de restar el presupuesto anual del proyecto, el ahorro anual neto del proyecto es de $ 7,733. Esto suma $ 59,520 para 2025 si el sistema se implementa de forma permanente.

    Si bien la satisfacción de los ciudadanos y la calidad de vida como resultado del proyecto no son fácilmente cuantificables, se ha probado que la frecuencia de desbordamiento se reduce en un 88% y la frecuencia de recolección se reduce en un 83%. Estas reducciones en las recolecciones tienen beneficios de calidad de vida más allá de la reducción obvia en el desorden, como la menor cantidad de tráfico de los antiestéticos vehículos de recolección de desechos.

  • Recomendaciones para la transferencia

    Como parte del proceso de consulta, Ecube Labs comparó cinco estudios de caso de proyectos inteligentes de gestión de residuos en otros lugares. Estos casos demostraron que tales proyectos son adaptables dependiendo de las necesidades contextuales del caso y pueden variar en su complejidad de tecnología y escala. Todos los casos emplearon sensores de nivel de llenado de contenedores para una gestión más efectiva de los horarios de recolección. En Seúl y Melbourne, los contenedores tenían instalados compactadores solares para controlar el desbordamiento con menos colecciones. En el aeropuerto de Dublín, la energía solar no puede desplegarse en interiores, por lo tanto, las recolecciones se realizan a pie en lugar de en vehículos.

    Estos casos demostraron diversas aplicaciones de la tecnología de desechos inteligentes, y fue importante para la División Municipal de Ciudades Inteligentes de La Marsa, previa consulta, determinar qué aspectos podrían transferirse mejor a su contexto. En el caso de La Marsa, la distancia entre los puntos de recolección significaba que las unidades a bordo de CleanTRACK tenían sentido práctico para reducir los costos de combustible de los vehículos, pero en un área geográfica más densa como un campus universitario, esto puede no tener sentido práctico. Se recomienda que los funcionarios de la ciudad tengan una evaluación precisa y objetiva de las necesidades de su ciudad para elegir mejor un sistema que funcione para ellos y también para considerar cómo dicho programa encaja en su visión holística de ciudad inteligente.

  • Figuras e Imágenes





FS-2.png
DSC_0183.png
Total 0